Jumpstart

Jumpstart: La manera rápida y fácil de jugar a MtG

Cuando te planteas comenzar a jugar Magic puede ser un dolor de cabeza, debes construir un mazo de una librería con miles de cartas y mecánicas, debes tomar en cuenta el formato de juego, estrategia, metajuego, etc. Construir un mazo es la parte más divertida, pero cuando eres novato puede resultar abrumador y hacer que tu primera experiencia de juego sea traumática.
Sin embargo, esto ha cambiado hace muy poco con la salida de Jumpstart, una de las últimas expansiones de Magic.

Jumpstart es una nueva forma de jugar a Magic de manera instantánea que consiste en que tú y tu oponente cogen dos sobres de 20 cartas cada uno, se barajan y se tienen dos mazos listos para jugar. Cada sobre en principio tiene una temática de 46 posibles, entre las cuales se puede encontrar Perros, Gatos, Unicornios, Piratas, Dinosaurios, Dragones, Arcoíris, Vampiros, entre otros.
Para aquellos que están familiarizados con otros juegos de mesa seguro este formato os recuerda al popular juego de cartas Smash Up, en el cual cada jugador también elige dos facciones y las baraja para jugar con un mazo de 40 cartas. Si tengo que comparar ambos juegos me atrevería a decir que Jumpstart tiene un poco más de chicha ya que las mecánicas en las cartas son un poco más complejas.

Jumpstart al ser familia de Magic por supuesto que no se salva del factor coleccionista, ya que los sobres son sellados y no sabes lo que te va a salir. Cada sobre tiene una rareza, lo que resulta en mazos raros y raros míticos bastante difíciles de conseguir, y también un gasto importante si quieres completar la colección. La mayoría de cartas son reimpresiones de colecciones anteriores, pero hay suficientes exclusivas como para despertar el interés de los jugadores más experimentados.

Para hacer esta entrada tan rápida como una partida de Jumpstart voy cerrando. Es la expansión perfecta para quitarnos la presión inicial de tener que construir un mazo, es un formato más casual pero esto no tiene relevancia alguna cuando se trata de optimizar el tiempo para divertirnos más y preparar menos. Es un producto fantástico para iniciarse en Magic: The Gathering que funciona a todos los niveles, con mucha rejugabilidad y que garantiza noches de diversión.